Image default
Series

Review serie ‘Citas Barcelona’: el amor se abre camino – Secondmgn

Con un elenco de primera clase, Pau Freixas vuelve a Barcelona para darnos una serie en la que nos gustaría quedarnos a vivir

Reseña / Opinión de la serie de televisión ‘Citas Barcelona’ (Cites 2023) de Amazon Prime Video y TV3. Miniserie completa desde el martes 13 de junio.

No es la primera vez que ‘Citas’ toma Barcelona. Tras la original inglesa, ‘Dates’, el concepto llegó a nuestro país de la mano de TV3 de la mano de Pau Freixas en 2015, contando con dos temporadas. Y no ha sido hasta ahora que el amor ha vuelto a materializarse en la Ciudad Condal con esta miniserie, mitad secuela (mismo concepto y mismo nombre), mitad reboot (pero ahora de la mano de Prime Video).

Ahora llega con seis episodios de apenas una hora de duración donde, al igual que su antepasada, cuenta, en cada episodio, dos historias totalmente separadas y diferentes relacionadas con la idea de «cita a ciegas». Para ello, Freixas se ayuda de la aparición de las apps para ligar y como estas han ido fomentando una nueva forma de sentir el amor. Una evolución humana que ni ‘Black Mirror’ habría previsto. Porque, por mucho que la tecnología tenga gran parte de «culpa», esta idea y esta historia es esencialmente humana.

Vamos, pues, con nuestro análisis, impresiones y opiniones de ‘Citas Barcelona’ (Cites 2023), la serie de televisión de Amazon Prime Video, que con esta temporada llena de magia muestra el porqué es el momento correcto de retomar esta idea.

¿Por qué la vuelta con ‘Citas Barcelona’ justo ahora?

Los sentimientos son confusos. Eso es algo que todos tenemos claro. Nos pasamos media vida buscando un concepto abstracto del que una vez te hablaron y otra media intentando comprender si acaso has llegado alguna vez a experimentarlo. Pero todo se vuelve mucho más confuso en un mundo donde todo está conectado y, a la vez, somos seres cada vez más individuales. Y eso es lo que busca analizar ‘Citas Barcelona’. Tener nuestra próxima relación (romántica o no) está a un click de distancia. ¿Pero estamos preparados para ello teniendo en cuenta que el reloj exterior está a años luz de nuestro reloj interior? Pero sobre todo, teniendo en cuenta esto, ¿cómo es el nuevo romanticismo?

Por eso, no podría haber otro momento mejor para que con ‘Citas Barcelona’ volviese a nuestras televisiones. Porque, partiendo de lo mismo, hay algo nuevo que contar. Hemos visto historias románticas de mil tipos: tristes, optimistas… Todas tienen el mismo patrón prácticamente desde la antigua Grecia. Pero las formas cambian y las historias se adaptan. Y ahora Tinder es una auténtica revolución en materia de sentimientos. Sentimos lo mismo que sentía Shakespeare, solo que de otra forma. El mundo nos pasa por encima cada día y la hiperconexión nos da una inseguridad que se transmite directamente hacia nuestros sentimientos. Pero ¿y si eso a lo que ahora llamamos confusión no es más que la nueva normatividad creada por un cambio evolutivo en nuestro sentir?

Tráiler de ‘Citas Barcelona’

‘Citas Barcelona’ busca reflejar (más que analizar) el abanico de posibilidades que la tecnología en particular nos ha abierto en cuanto a la comprensión del concepto de romanticismo. Y es por eso que la simple existencia de esta nueva entrega es ya un acierto. El ser humano se ha abierto a la diversidad sentimental y Freixas acierta contándolo.

Un elenco clase A

La magia que desprende ‘Citas Barcelona’ llega al espectador prácticamente desde su intro. Pero ni un ápice de ella sería posible sin el increíble elenco de caras conocidas que Freixas ha conseguido reunir. Un elenco en el que todos y cada uno de ellos, por separado, consigue mostrarse natural ante las cámaras, y, a la vez, cada pareja rebosa una química que traspasa la pantalla, e independientemente del tipo de historia que cuente (las hay especialmente tristes), incita a que el público se sienta abrazado y se deje llevar por la ternura. Y desde la historia más dolorosa a la más cómica, todas ellas nos regalan un abrazo.

Freixas usa los sentimientos más universales y primarios para llegar al espectador. Y aunque todas construyan una relación de cariño entre el espectador y la obra, algunas tiene, inevitablemente, más capacidad de empatizar que otras dependiendo de los ojos que la miren. Porque la diversidad de ‘Citas Barcelona’ es uno de sus puntos clave. Ninguna forma de entender el amor se repite a lo largo de las once historias de esta temporada.

Personalmente, creo (y esto será distinto para todas y cada una de las personas que vean la serie) que la serie tiene un pequeño bache en sus episodios centrales, pero nada especialmente dañino para el conjunto. El primer episodio ya pone toda la carne en el asador y relata dos historias totalmente antitéticas. Y aparece la pregunta: ¿podría ir la serie más arriba después de una historia de desamor entre Carlos Cuevas y Clara Lago y de una historia romántico cómica entre Manuela Vellés y Pablo Rivero? La respuesta es que sí.

Gonzalo de Castro y Carmen Machi en ‘Citas Barcelona’

Porque para mí, su mejor historia llega en el segundo episodio. Protagonizada por Gonzalo de Castro y Carmen Machi. Donde Freixas trata cómo funciona Tinder a las puertas de la tercera edad, cómo es un instrumento capaz de unir dos almas rotas por el paso del tiempo y del amor, y que, por desgracia, llega años tarde. Y demuestra que se puede hacer un final vitalista a la par que desolador. Una pequeña obra maestra, tan triste como esperanzadora.

La importancia de la geografía en ‘Citas Barcelona’

Como ya he dicho, el elenco es importante para transmitir la magia que busca, pero no sería posible sin situar a todos ellos en un lugar que desborde ese encanto romántico como lo hace Barcelona. Su cosmopolitismo es clave en su estética romántica con el fin de que el espectador sienta la calidez. Y la serie es capaz de hacerlo tanto en exteriores como en interiores.

Las transiciones usando planos aéreos nocturnos tienen una intencionalidad bastante clara; mostrar a Barcelona como el culmen de lo romántico, de lo idealizado. Y el culmen (esta vez en materia narrativa) llega en su último episodio. Los personajes de Eva Santolaria y Antonio Hortelano se reencuentran treinta años después de un romance adolescente y recorren las calles de la capital catalana hablando de cómo fue su vida, cómo podría haber sido y discutiendo sobre si el destino los ha vuelto a cruzar por alguna razón.

Una historia totalmente calcada de una famosa trilogía de películas, pero que es una idea tan potente que es imposible que no funcionase. Y si Viena, París y el sur de Grecia tenían sus historias, Barcelona no podría ser menos. Y solo el más listo de la clase se habría acordado para ello de aprovechar la química que los dos protagonistas mostraron años atrás en ‘Compañeros’.

Citas Barcelona. Amazon Prime Video.
Quimi y Valle en ‘Citas Barcelona’

‘Citas Barcelona’ es una serie que hay que ver, pero, más aún, hay que sentir. Sus guiones, idealistas a más no poder, tratan las mismas historias de siempre, de tal manera que es imposible errar el disparo. Pero, a la vez, es algo nuevo. Incluso el episodio cuarto, sobre un reencuentro lésbico azaroso, tiene una carrera detrás de un coche para no dejar escapar al amor de su vida, demostrando así mi tesis de que todo es lo mismo, pero, en realidad, todo ha cambiado.

Artículos Relacionados

¿A dónde fue Capitana Carter al final del episodio 5 de What If. . .?

Admin

todas las series y documentales

Admin

¿Por qué amamos a Loki de Tom Hiddleston?

Admin
Cargando....