Image default
Celebridades

Mateo Bendesky y una comedia que recupera la figura del Dr. Tangalanga – Entrevista Secondmgn

El realizador de Los miembros de la familia (2019) y Acá adentro (2013), y los cortometrajes Nosotros solos (2017) y El ser magnético (2015) rescata la figura de Jorge Victorio de Rissio, conocido popularmente como «Doctor Tangalanga», en una fábula protagonizada por Martín Piroyansky, Julieta Zylberberg, Alan Sabbagh, Rafael Ferro, la participación especial de Luis Machín, Luis Rubio, Lucía Maciel, Antonella Saldicco, y la actuación estelar de Silvio Soldán.

¿Cuánto hay del pasado de Tangalanga y cuánto se invención para la película?
La película toma algunos elementos biográficos de Tangalanga -como el hecho de que empezó haciendo bromas para alegrar a un amigo que estaba internado en el hospital- y sobre eso construye una ficción que saca a la historia de la clásica biopic.
Todo el tema de la timidez del protagonista y la subsiguiente hipnosis a la que se somete son elementos ficcionados que desarrollamos puramente para la película. Además del hecho fundacional que es la internación de Sixto, su amigo, otros elementos biográficos que tomamos son su trabajo en una empresa de productos cosméticos y que la primera broma telefónica que hizo fue a un veterinario que le cobraba muy caro a su amigo.

El elenco reúne actores en su mayoría cómicos ¿cómo lograron ese cast? Desde el principio sabía que quería trabajar con Martín, Julieta y Alan. Por suerte, les interesó el proyecto y se sumaron a la propuesta desde el vamos. A partir de su incorporación, empezamos a armar el resto del elenco y tuvimos la suerte de que todos los actores que había imaginado para cada rol se entusiasmaron con el guion, lo que nos permitió tener un elenco de lujo que se completa con Luis Machín, Rafa Ferro, Luis Rubio, Antonella Saldicco, Lucía Maciel y la participación increíble de Silvio Soldán.

El personaje de Silvio Soldán parece diseñado para él, ¿cómo obtuvieron su
participación?
Tener a Silvio Soldán en el elenco fue un lujo y un placer. Cuando lo invitamos a participar del proyecto, nos juntamos con él y Diego Dubcovsky -productor de la película- en una confitería y le contamos del papel. Él había hecho varias participaciones en cine, pero siempre haciendo cameos como presentador de TV, nunca un papel “de ficción”. En ese primer encuentro le contamos acerca de la película y le dejamos un guión para que lea. Los días que esperamos su respuesta fueron de mucha expectativa, porque yo sentía que el papel era perfecto para él y tenía muchas ganas de que acepte. Finalmente, nos llamó para decirnos que lo iba a hacer y a mí me dio una alegría enorme.

Hay un estilo de comedia argentina de antaño, con cierta inocencia, ¿pensaste en alguna película en particular para establecer el tono del relato?
Además de la ambientación de época, me interesaba homenajear con el tono de la película a las comedias argentinas de la edad de oro. A la hora de tomar referencias, pensé mucho en las comedias de Mirtha Legrand de los 40s y 50s (Los martes orquídeas, de Francisco Mugica, o Esposa último modelo, de Carlos Schlieper, entre otras) y también en las de Niní Marshall (desde Hay que educar a Niní hasta Cleopatra era cándida).

Las transiciones son ingeniosas y le dan fluidez al relato ¿estaban pactadas desde el guion o surgieron por montaje? Si bien la idea del homenaje formal estaba planteada desde el inicio, la idea de usar transiciones tipo “ópticas” apareció durante el proceso de montaje.

Las muletillas dialécticas eran el arma de Tangalanga y están muy presentes en el film ¿cuándo pensaron en incorporarlas?
Al ser una película con una pata importante puesta en el lenguaje y las formas tan particulares de usarlo que tenía Tangalanga, las muletillas y los chistes estaban planteados desde el guión. Lo mismo pasó con las palabras y expresiones de la época, que para mí eran tan parte de la ambientación como el arte y el vestuario.

Hay personaje para una continuación, ¿pensaron en una secuela?
Por ahora no, pero quién sabe… ¿Una origin story de Conrado Taruffa? (el personaje de Silvio Soldan).

Artículos Relacionados

Carmen Martínez-Bordiú deja entrever que está soltera – Entrevista Secondmgn

Admin

Sam Lansky, el periodista que ha ayudado a Britney Spears a escribir su autobiografía

Admin

Netflix monta un restaurante para que los usuarios puedan comerse sus series favoritas – Películas Secondmgn

Admin
Cargando....