Image default
Críticas de Películas

Libro VS Serie | “La Otra Chica Negra”, lo que la historia debió ser desde el principio

Una vez más, una adaptación me sorprende al mostrar que fue superior a su producto original a nivel de trama, ya que es muy común que quienes vemos producciones basadas en otras nos quedemos con la idea del proyecto base porque la subsecuente no logró estar a la altura.

Esta serie fue, para mí, una especie de palmada en la espalda para aquellos que nos adentramos en la historia de su protagonista, Nella Rogers, desde su novela y nos sentimos decepcionados al ver la falta de narrativa y el exceso de quejas que su autora, Zakiya Dalila Harris, dejó salir a través del personaje, porque fue como si nos hubiera dicho: “por haber aguantado lo suficiente, aquí les va su premio”.

El audiovisual, para el cual sorprendentemente la escritora participó como showrunner junto a la actriz, guionista y productora Rashida Jones, sigue la misma línea del texto: Nella, empleada en la editorial Wagner Books, se muestra alegre de que su trabajo ya sea más inclusivo al contratar a una nueva empleada afrodescendiente, Hazel May McCall, con quien, de hecho, conecta desde el primer instante.

No obstante, las cosas empiezan a ponerse extrañas una vez que recibe una inquietante nota que le exige que deje su trabajo antes de lamentarlo, lo que, en un principio, ella lo toma como una amenaza y, hacia el final de la historia, todos descubrimos que era en realidad una advertencia.

Y aunque libro y programa siguen está misma línea, la manera en la que sus protagonistas se desenvuelven y el peso que el resto de los personajes toma se bifurca entre ambas, convirtiéndose en una especie de”What If…?” una de la otra.

Porque mientras que la Nella del texto es demasiado quejumbrosa y excesivamente desconfiada, su contraparte es más bien analítica y resolutiva, haciendo que el carácter de persona recelosa caiga en su mejor amiga, Malaika, quien en el escrito ni siquiera tiene gran protagonismo.

Y no es que la Nella de la serie no haya sufrido su momento de paranoia por verse rodeada de tantos momentos estresantes, pero su declive es mucho más pausado y lógico que el de la versión novelada, quien de buenas a primeras decide pensar que todos están en su contra simplemente por ser negra.

La serie nos comparte momentos del libro mezclados entre sí, colocando episodios que ocurren al final del texto muy al inicio de su trama, pero con una buena justificación que logra que su historia nunca se empantane, y obtenga una mejor coherencia y dinamismo al mirarlo a nivel general.

Y lo mejor de todo es que aunque incluye muchos momentos nuevos, éstos sólo están ahí para enriquecer la narración y para explorar aún más al resto de los personajes, sus motivaciones y las elecciones que pudieron llevar a mejorar o empeorar la situación de Nella que se torna en cada capítulo como un hecho bastante inquietante.

Ejemplos de ello, y aguas aquí porque voy a dar spoilers, son el despido de la jefa de Nella, Vera, y los orígenes de Hazel. El primero se vuelve un ardid para que dicho personaje se vuelva aliado de Nella en su afán de descubrir la verdad detrás de todo el misterio, y el segundo nos da contexto sobre el rostro real de esta antagonista y nos ayuda a comprender mejor tanto sus acciones como las de la persona que estuvo detrás de todo desde hace mucho tiempo.

En el libro, Nella solo obtiene la verdad detrás de toda la situación por sospecha y por la decisión de su antagonista, lo que hace que la revelación del secreto sea un evento bastante desapasionado y poco creíble al compararlo con el exceso de realismo que el personaje desprende con cada uno de sus comentarios sociales.

Parece que la autora se olvidó que estaba trabajando en una novela y no en un ensayo mientras estaba escribiendo, pero la serie no sólo logró transformar ese hecho sino que, incluso, entregó una trama bastante rica en sucesos, en drama, en acción y misterio que sí te deja con ganas darle play al siguiente capítulo de una vez en lugar de tomártelo con calma.

Supongo que ella misma se dio cuenta del daño que le había hecho a su historia una vez que estuvo publicada y quiso reparar su error siendo más sutil con sus críticas y elocuente con el desarrollo de la historia, porque hasta cierto punto ambos productos sí se sienten como dos cosas bastante distintas.

O quizás fueron las sagradas manos de Rashida y su equipo de escritores las que hicieron que esto fuera posible. Quién sabe. Pero el punto es que se agradece que así se dieran las cosas, porque el momento climático en ambos productos es tan sorprendente que sí merecía que un público más amplio pudiera verlo.

Además, me encanta el final que le dieron a la historia en la serie, un tanto similar, de principio, al del producto original, pero que luego abre la trama a la posibilidad de una nueva temporada que atraerá desafíos aún mayores para todos los involucrados y que, por fin, redima a las víctimas y las convierta en cazadores de aquel destino que les fue arrebatado.

¿Te gustó el contenido? Sígueme en Instagram para disfrutar de otras reseñas similares de libros, películas y series: @hasv55.

Artículos Relacionados

Crítica de “Lo inevitable”, una de terror con Juana Viale y Luciano Cáceres – Secondmgn

Admin

Crítica de “Sin aire”, dos hermanas con temitas a resolver y un vasto océano problemático en contra

Admin

Reseña | ‘La Conspiración del Diablo’

Admin
Cargando....