Image default
Celebridades

Jorge Dorado: De chico Almodóvar a dirigir «The Head» – Entrevista Secondmgn

Usted ya dirigió la primera temporada, ¿Cómo llegó al proyecto y qué le pareció la oferta cuando te llegó?
Bueno, para la primera temporada me llamó Ram Tellem de The Mediapro Studio para ofrecerme esta serie, de la que había 3 capítulos escritos y estaban todavía en desarrollo. Me incorporé a dirigirla en esa misma semana. Ahora, he tenido la oportunidad de estar desde el inicio y la verdad que la concepción de la idea me pareció maravillosa, cuando leí los primeros capítulos que habían escrito los hermanos Pastor parecía una serie que habían escrito para mí, porque toca de alguna manera todos los géneros y todos los tonos que me encantan como espectador y que a su vez me han convertido en director.

Seguramente es la serie más internacional que ha hecho nunca…
Sí, hasta ahora es la única serie que rodé en inglés y que ha llegado a 190 países. Es la serie que también ha tenido más éxito, ha sido muy bien recibida por toda la gente sobre todo en los 3 territorios: Estados Unidos, Francia y Japón, y al hilo digamos de esos éxitos es de dónde nace la oportunidad de hacer una segunda temporada.

Sí, porque de alguna manera, ¿en la primera ya se quedaban resueltos bastantes asuntos no?
Sí, claro, la idea era que fuera autoconclusiva. O sea, era una miniserie de 6 episodios y es a raíz del éxito cuando nos planteamos hacer la segunda temporada, respetando ciertos personajes de la primera y algunos que son nuevos, pero que tiene los conflictos planteados de la primera temporada. Eso también fue uno de los grandes retos desde la parte del contenido, conseguir que hubiera una continuidad natural, pero creo que está muy logrado.

¿Cómo fue trabajar en una especie de «Torre de Babel» de actores?
Pues bien, la verdad es muy divertido tener actores de todas las nacionalidades. A la hora de hacer el casting de repente buscas actores de todo el mundo y, bueno, imagínate el abanico de posibilidades que te da tener tantos, ¿no? Como director es un sueño, no te tienes que limitar solamente a un territorio. Luego, un aspecto muy colaborativo también es que muchos de los actores de la segunda temporada conocían la historia y genera una cosa muy bonita de continuidad.

¿Resultó complicado tener algún sello propio? porque la serie se ha comparado con con otras como Ártico o La Cosa, ¿Qué cree que tiene de especial The Head?
Yo creo que tiene un elemento clave y es que las personas tienen que averiguar quién es el criminal. Ninguno es un experto, no hay un policía, no hay un detective… No hay nadie que tenga ningún tipo de habilidad para la investigación. Por lo tanto, es como que están sobre la marcha improvisando para encontrar al culpable. Por otro lado, digamos que lo que para mí la hace original es que le añade el elemento de supervivencia a un entorno extremo. Todo eso, combinado a que tu propia vida está en peligro por el propio entorno. La primera temporada es de hielo y la segunda temporada de agua, estos son como los pilares sobre los que está la serie y luego, al final, lo que la hace única son los personajes, los actores y las dinámicas. Eso es lo que hace que tu serie no se parezca a otras, y poco a poco de una manera extraña, porque nadie sabe cómo es esto de la magia de conseguir cosas únicas, pues se va creando.

¿Cómo fue su relación con los hermanos Pastor, que escriben la serie?
Bien, muy bien, la verdad… Nosotros nos conocíamos desde hace muchos años, desde que hacíamos cortos juntos. Somos de la misma generación y se nota que tenemos muchísimos referentes parecidos y gustos muy similares. Cuando entré al proyecto había dos capítulos escritos y al final fue bonito porque cuando me incorporé, me incorporé en un momento donde yo podía aportar ciertas ideas y matices de personajes. Con David y con Alex la relación siempre fue muy abierta a cómo cerrar las historias y de colaboración.
 
En cuanto a producción ¿resultó más complicado el rodar la primera o la segunda temporada?
Más complicada fue la segunda porque todo era muy real, es decir: tenías un barco y querías un barco con todas sus indicaciones. El reto de la primera fueron los efectos digitales y digamos que era un puzzle de cuatro piezas, con 2 o 3 platós y unos exteriores en el hielo, pero en esta era un puzzle de 100 piezas. Había que conseguir el barco, que los hilos encajaran. No partir de un plató sino hacerlo en alta mar, las comunicaciones, el sonido, realmente ha sido físicamente muy muy duro, de los rodajes más duros en los que he participado.
 
¿Fue un poco a raíz de la de la primera temporada qué decidió que Álvaro Morte protagonizara su película Objetos, recientemente estrenada?
No, el proyecto venía de antes. Objetos ya estaba y Álvaro se incorpora a ella cuando estaba grabando El embarcadero. Ahí es cuando le ofrezco el proyecto, y sacar adelante este largometraje nos llevó casi 3 años.

 ¿Cuándo empezó a colaborar con Pedro Almodóvar se imaginaba que algún día podría digamos «igualarse» a él como realizador asentado?
Siempre soñé con ser director, yo tenía muy claro desde que era un chaval que quería dirigir cine. Era una de esas vocaciones de niño, yo sabía que quería ser director y que no he parado hasta que al final la industria me ha dejado un huequito y me he colado. Nunca dudaba, nunca dudaba de que de que iba a ser director, ni cuando trabajaba con Pedro ni cuando tenía 15 años, y veía películas en La 2.

Artículos Relacionados

Las películas y series en plataformas de streaming que tienes que ver este fin de semana: 16-18 de junio – Películas Secondmgn

Admin

La de JLo y otras parejas que nos hacen creer en el amor

Admin

La princesa Leonor y su presencia en Girona: todas las claves

Admin
Cargando....