Image default
Críticas de Películas

Crítica de «Waiting for the Barbarians», Ciro Guerra entre la civilización y la barbarie – Secondmgn

La película está estructurada en cuatro actos, cada uno titulado en honor a una estación del año, comenzando por la primavera. En un tranquilo puesto de vigilancia, Mark Rylance interpreta a un magistrado que espera al representante imperial del enigmático Tercer Buró. El visitante resulta ser el coronel Joll, interpretado por Johnny Depp, quien ha oído rumores acerca de un inminente ataque por parte de los «bárbaros» y cree que se deben tomar medidas inmediatas para sofocar la agitación. Sin embargo, el magistrado, que está convencido de que los «nómadas», como él los llama, son inofensivos, descubre que Joll y su ayudante, Mandel (interpretado por Robert Pattinson), utilizan la tortura como método de presión para obtener la información que necesitan.

Con guion del propio Coetzee y un estilo cinematográfico crudo y perturbador, que en ocasiones recuerda a las películas épicas de David Lean ambientadas en entornos coloniales o situaciones bélicas, como Lawrence de Arabia (Lawrence of Arabia, 1962) y El puente sobre el río Kwai (The Bridge on the River Kwai Year, 1957), Waiting for the Barbarians (Esperando a los bárbaros, 2019) evoca el espíritu del cine político de las décadas de los sesenta y setenta, cuando el séptimo arte comenzó a mostrar su crítica al imperialismo.

El colombiano Ciro Guerra, que deliberadamente busca acercarse a los códigos temáticos y estilísticos del western, recurre al legendario Chris Menges para dotar a las imágenes de una belleza absoluta en los paisajes marroquíes, mientras que la banda sonora del italiano Marco Beltrami acompaña la poética propuesta. Mark Rylance logra una actuación compleja que a veces recuerda al emblemático Alec Guinness, mientras que la maldad de Depp y Pattinson parece ser deliberadamente bidimensional. Junto a ellos se encuentran la actriz mongola Gana Bayarsaikhan y la italiana Greta Scacchi, que no aportan demasiado salvo presencia femenina.

Aunque Waiting for the Barbarians es una película que apuesta a una gran plasticidad visual, también presenta una fuerte y contradictoria carga ideológica. Por un lado, pretende ser crítica de manera explícita con el imperialismo (¿EEUU? ¿Hollywood?), pero por otro lado, parece ceder frente a las presiones del conservadurismo cinematográfico del que quiere escapar. Contradicciones que son solo una muestra más de las tensiones existentes entre el cine y cierto progresismo latinoamericano.

Artículos Relacionados

Crítica de «Disco Boy»: El río de Heráclito

Admin

Crítica de “Aquellos que desean mi muerte”, Angelina Jolie lucha contra todos – Secondmgn

Admin

Crítica de «Salidos de la Salamanca», Josefina Zavalía Ábalos y el pueblo que pactó con el diablo

Admin
Cargando....