Image default
Críticas de Películas

Crítica de «The Zone of Interest», Jonathan Glazer y la otra manera de mostrar Holocausto – Secondmgn

martes 30 de mayo de 2023

The Zone of Interest es una película que aborda el tema del Holocausto de una manera audaz y provocativa al no mostrar directamente los horrores de los campos de concentración, siguiendo la filosofía de Claude Lanzmann, director de la aclamada serie documental Shoah. En lugar de ello, el director Jonathan Glazer se enfoca en retratar la vida cotidiana de la familia del comandante del campo de Auschwitz-Birkenau, Rudolf Höss, así como el personal y los deportados que habitan en el campo.

La película presenta una casa moderna con un amplio jardín y piscina, separada de las estructuras industriales de muerte por una alta pared. Desde la casa, los personajes pueden ver los humos y las cenizas que se esparcen por todas partes, recordándonos constantemente la brutalidad y el horror que ocurre en el otro lado de la pared.

Glazer utiliza una técnica cinematográfica interesante al filmar la película con diez cámaras fijas instaladas en los decorados, que comienzan a grabar cuando los actores llegan al lugar exacto. Esta técnica, inspirada en la telerrealidad y la videovigilancia, crea imágenes frías y distantes, transmitiendo una sensación de observación constante. El espectador se ve inmerso en la historia y puede sentirse culpable al ponerse en la piel de estos personajes, quienes, a pesar de estar alejados físicamente de la brutalidad, son cómplices indirectos de los crímenes que ocurren en el campo.

La audacia del director al retratar el Holocausto desde esta perspectiva contemporánea es notable. La película evoca una reflexión profunda sobre la naturaleza humana y nuestra capacidad para ignorar y alejarnos de los horrores que suceden a nuestro alrededor. Al mostrar paralelismos entre el mundo de los campos de concentración y nuestros entornos protegidos y cómodos de hoy en día, The Zone of Interest nos confronta con nuestra propia indiferencia y nos recuerda la importancia de recordar y enfrentar los eventos traumáticos del pasado.

Es importante mencionar que esta audacia narrativa ya estaba presente en la novela en la que se basa la película, escrita por Martin Amis. Glazer logra capturar la esencia y la intensidad del libro mediante su enfoque visual y su elección de técnicas cinematográficas.

Artículos Relacionados

Crítica de “El exorcista del Papa”, Russell Crowe contra el demonio – Secondmgn

Admin

Crítica de “La Sirenita”, el regreso del clásico de Disney – Secondmgn

Admin

Crítica de «Cerrar los ojos», Víctor Erice en el laberinto de los recuerdos

Admin
Cargando....