Image default
Críticas de Películas

Crítica de “Tetris”, Taron Egerton y el juego de espías detrás del popular videogame – Secondmgn

jueves 30 de marzo de 2023

Contraria a la infinidad de historias basadas en videojuegos, esta película dirigida por Jon S. Baird y escrita por Noah Pink no se mete dentro de la consola (como Super Mario Bros., por ejemplo) sino en las dificultades de sus descubridores para popularizar el entretenido juego.

El film cuenta los obstáculos que tuvo que sortear Henk Rogers (Taron Edgerton), un aficionado empresario, para dar con el inventor del reconocido juego Alexey Pajitnov (Nikita Efremov) y hacer trascender las fronteras del producto a nivel mundial. Un negocio con implicaciones políticas que llegó, según el film, hasta el mismísimo Mijaíl Gorbachov.

Por eso Tetris (2023) está más cerca del thriller de espías que de la aventura infantil. Sin embargo, su historia no deja de ser fantástica: Henk Rogers (Taron Egerton) debe viajar de EEUU a la Unión Soviética, pasando por Inglaterra y Japón, para convertir la genial idea de armar estructuras mentales en un negocio redituable. No la tendrá sencilla, debe lidiar con territorio comunista (donde lo confunden con un espía de la CIA), y magnates capitalistas en la década del ochenta. Las dudas y acusaciones de espionaje ilegal están a la orden del día.

La historia sucede a finales de la década del ochenta con la Unión Soviética en crisis y cerca de su disolución. Cuestión que presenta una tensión similar ante la amenaza latente que presenta un enviado de una potencia occidental en ese territorio. Henk es un héroe anónimo, invisible, que busca sortear “la grieta” para convencer a las abnegadas partes de estrechar las manos en función del juego. También muestra -aunque en menor medida- el ascenso de Silicon Valley y la efusiva música pop de ese período mostrada como imbatible para cualquier ideología.

Ese rompecabezas imaginario que propone el armado del negocio es el que tiene que organizar el protagonista antes de que las piezas caigan, de igual manera que en el Tetris. Por eso los gráficos pictóricos se insertan en medio de la trama en varias oportunidades. Por un lado explican situaciones de forma didáctica y por el otro, sintetizan de manera lúdica acontecimientos. La aventura del negocio multinacional también es planteada como un juego.

Tetris tal vez no sea la película colorida que el público amante del Game imaginaba, pero es una atractiva propuesta con ritmo y tensión constante entre dos mundos diametralmente opuestos, y un juego que escapa a las ideologías para conquistar a todos por igual.

Artículos Relacionados

Crítica de «Ant-Man and the Wasp: Quantumania», un villano carismático en una historia sin riesgo – Secondmgn

Admin

Crítica de la película «Malèna» (2000)

Admin

Crítica de «Compañeros de viaje», la serie gay con Matt Bomer y Jonathan Bailey premiada en los Critics Choice

Admin
Cargando....