Image default
Críticas de Películas

Crítica de “¡Shazam!: la furia de los dioses”, el nuevo intento a lo Marvel de DC – Secondmgn

martes 23 de mayo de 2023

El estreno de ¡Shazam! (2019) representó para Warner Bros. y DC la oportunidad de alejarse de su característico tono oscuro y abrirle la puerta al humor, algo que Marvel, su rival, supo manejar muy bien.

Luego de que la película del 2019 concluye con Billy (Asher Angel), Freddy (Jack Dylan Grazer) y sus hermanos con poderes, esta secuela los encontrará enfrentando una nueva amenaza mientras lidian con su vida adolescente y sus alter-egos. Las Hijas de Atlas, un trío de antiguas diosas, llegan a la Tierra para buscar la magia que les robaron hace mucho tiempo. Billy/Shazam y su familia deberán combatirlas sabiendo que tanto sus vidas como el futuro de la humanidad están en juego.

Si hay algo en lo que esta continuación acierta es en su elenco. Las incorporaciones de Helen Mirren (Rápidos y furiosos 9), como Hespera, de Lucy Liu (Kill Bill), en la piel Kalypso, y de Rachel Zegler (Amor sin barreras) personificando a Anthea, le otorgan a la cinta un salto cualitativo a nivel interpretativo y de estelaridad con respecto a la película anterior. Cuando ¡Shazam!: la furia de los dioses (Shazam!: Fury of the gods, 2023) navega a través de los personajes de los adolescentes, se siente poderosa a base de gracia y picardía. En cambio, cuando sus alter-egos, los superhéroes, toman el mando, la película se desploma. El carisma de Zachary Levi no es suficiente.

Con una duración de 130 minutos, el primer largometraje de DC del año es un indicio sobre lo que se viene. La próxima cinta del estudio de Batman será Flash y, según los adelantos, promete mucho humor y viajes multiversales. James Gunn asumió el reto de relanzar y modificar el actual universo de DC y, tal y como sabemos, la fórmula a utilizar será similar a la de Marvel Studios (algo que él conoce muy bien por haber dirigido la saga de Guardianes de la galaxia).

Repitiendo la dirección David F.  Sandberg, ¡Shazam!: la furia de los dioses, es prolija en cuanto a la estructura del guión, la dirección y los efectos visuales. Sin embargo, recurre al chiste fácil y forzado durante gran parte del metraje haciendo débil el relato sobrio de la lucha contra el mal. 

Con un cameo que logrará sorprender, la película cuenta con dos escenas post créditos que prevén el montaje de los hilos que se comienzan a tejer dentro del universo cinematográfico de DC. Alejándose de los éxitos de Joker (2019) y Batman (2022), películas que flotan de manera independiente dentro del plan de Gunn, la casa de Superman busca el camino aprendiendo de sus propios errores y admirando (incluso con referencias explícitas en la película) los aciertos de los rivales.

Artículos Relacionados

Review ‘Como Dios Manda’: buenas intenciones pero… – Secondmgn

Admin

Crítica de "El mundo después de nosotros" y el tragicómico retrato de una juventud asolada por la precariedad – Secondmgn

Admin

Crítica de “Amor, bodas y otros desastres”, Diane Keaton y Jeremy Irons, sin amor ni sentido – Secondmgn

Admin
Cargando....