Image default
Críticas de Películas

Crítica de «Perdidos en la noche», Amat Escalante y La búsqueda eterna – Secondmgn

La trama se desarrolla en un entorno árido y desolado, donde la supervivencia es lo más importante para los habitantes. La presencia de una compañía canadiense y los intereses económicos se contraponen al bienestar de la gente y a los esfuerzos de la maestra por protegerlos. La película refleja la difícil situación de los campesinos que, a pesar de las injusticias, se ven obligados a aceptar lo que se les ofrece para ganar dinero y sobrevivir.

El director establece un paralelismo entre la desaparición de la maestra y los maestros desaparecidos en México en 2014. Aunque la película no presenta una denuncia radical, se convierte en un recordatorio poderoso de que «nunca olvidaremos» estos eventos trágicos.

Perdidos en la noche muestra también el uso hábil del género cinematográfico por parte de Amat Escalante. Se adentra en elementos del cine negro o el thriller, acercándose a la realidad de México actual. La vida difícil de los pobres, la corrupción y la violencia policial son temas recurrentes en la película, pero el director los combina con elementos ecológicos y sociales.

Un aspecto destacable es la forma en que Escalante aborda las consecuencias de la contaminación y las enfermedades laborales. A través del personaje de Emiliano, cuya mano izquierda tiembla compulsivamente debido a la cercanía con la mina, el director nos recuerda de manera sutil pero efectiva los graves problemas de salud que enfrentan los trabajadores. Esto añade una capa adicional de profundidad a la narrativa sin insistir en exceso en el tema.

A medida que Emiliano busca respuestas, se desvelan gradualmente las raíces del mal que acechan al pueblo. Los terratenientes ricos, ya sean mexicanos o canadienses, son los responsables de las desapariciones, lo cual queda claro a lo largo de la trama. Descubrir quién dio la orden de matar y ocultar los cuerpos se vuelve crucial tanto para los familiares como para la búsqueda de justicia.

El elenco de la película se apropia de sus personajes con gran fuerza, entregando interpretaciones poderosas. Mantienen los secretos de la historia guardados celosamente, lo que aporta energía a este film noir contemporáneo. La femme fatale no se viste de negro, pero es una actriz experimentada, y el villano no resulta tan malvado como parece a primera vista.

La película plantea una pregunta inquietante: ¿por cuántos días más podrán sobrevivir los inocentes? Esta incertidumbre refuerza la tensión y el sentido de urgencia en la historia, manteniendo al espectador cautivado hasta el final.

Artículos Relacionados

Crítica de «Buena suerte, Leo Grande» Emma Thompson y un manifiesto por la defensa del deseo femenino

Admin

El clon de Tyrone, ciencia ficción «barata» con proxenetas y dealers

Admin

Céline Dion habla por primera vez de su enfermedad neurológica

Admin
Cargando....