Image default
Críticas de Películas

Crítica de “Elementos”, Pixar y la metáfora de los opuestos – Secondmgn

domingo 18 de junio de 2023

Pixar ha demostrado su capacidad para contar historias emocionales para grandes y chicos. Su ingenio consiste en explorar zonas complejas para el entendimiento de los pequeños a través de la representación de universos fantásticos. 

En esta aventura, una familia viene de la tierra de fuego (con claros indicios hindúes en la vestimenta, música y escenografía) para vivir en Elemental City. Allí, estos parcos inmigrantes con forma de llamas montan La fogata, un comercio familiar que el padre pretende heredar a su hija adolescente Ember. Pero ella conoce a Wade, un joven de agua, y la cosa se complica.

A partir de aquí, las metáforas de Elementos (Elemental, 2023) son bastantes elementales: ella brilla, se enciende, ilumina, mientras que él llora, se deja llevar por la corriente y se cuela en el negocio familiar de Ember. Pero también la película utiliza la composición material de los personajes para expresar las emociones románticas que sienten el uno por el otro. La escena en que se “tocan” es de un erotismo rara vez visto en el maravilloso mundo de Disney.

El amor imposible cumple la misma lógica de opuestos que la historia romántica de Titanic (1997): mientras que en la película de James Cameron la fatalidad era representada por el calor (de la pasión) versus el frío (del iceberg), aquí será el fuego versus el agua. El fuego es la dureza de carácter, la fuerza aunque también la furia incontrolada, mientras que el agua es alegría, sentimientos y también peligro de arrastrar todo a su paso. Juntar los extremos es romper tabúes (los distintos pueden “fusionarse” sin peligro) y la animación, un recurso para contar de manera didáctica algo más a los niños sobre el mundo adulto.

Al fuego y al agua se le suman la tierra (representada con simpáticos arbolitos) y el aire (con amigables nubes de humo) para completar los elementos. Entre ellos la joven pareja debe salvar a la ciudad de una inundación que amenaza con extinguir el barrio de fuego en el que se encuentra la familia de Ember. Pero también la familia de inmigrantes debe abrirse al mundo y dejar de ver al agua como un enemigo latente.

Elementos logra así contar una historia de amor imposible, pero también la historia de migrantes con sus sueños, y hablar sobre la tolerancia en tiempos de divisiones sociales. Todo en un mismo dibujito con gracia y una encantadora osadía encubierta.

Artículos Relacionados

Crítica de "Viudas", éll las amó, él las unió

Admin

Crítica de “La peor persona del mundo”, Joachim Trier y un cierre monumental para «la trilogía de Oslo» – Secondmgn

Admin

Crítica de «Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore», el universo Harry Potter se afianza

Admin
Cargando....