Image default
Críticas de Películas

Crítica de “Calabozos y dragones: Honor entre ladrones”, o diversión entre decepciones – Secondmgn

miércoles 29 de marzo de 2023

Es difícil llenar el vacío que dejaron producciones como El señor de los anillos o Juego de Tronos. La aventura fantástica, un género que en los 80 y 90 tuvo sus exponentes (Willow, La princesa prometida, Dragonheart, Laberinto), se ve aprisionada por el cine de superhéroes. Warner Bros. con DC y Disney con Marvel surfean en la actualidad un camino de malas decisiones que no dejan espacio a un entretenimiento lúdico y genuino. Calabozos y dragones: Honor entre ladrones (Dungeons & Dragons: Honor Among Thieves, 2023) da la sorpresa y se coloca como una punta de lanza de un género que parecía extinto.  

Jonathan Goldstein y John Francis Daley, los realizadores, imponen toda su impronta, frescura y diversión para una de las bombas de lo que va del año. La experiencia al dirigir largometrajes cómicos como Vacaciones (Vacation, 2015) y Noche de juegos (Game Night, 2018) termina siendo determinante para un producto final que bordea con mucho humor la fantasía del medioevo. 

En los últimos tiempos, las producciones que adaptaron juegos licenciados por Hasbro fueron de regulares a malas. Batalla Naval (Battleship, 2012), la saga G.I. Joe o las últimas entregas de Transformers generaron derroches de dólares y la desconfianza absoluta del espectador. La idea de realizar una nueva película basada en Dungeons & Dragons (D&D) -en el 2000 se efectuó una con Jeremy Irons de protagonista- surgió hace diez años y, luego de varios tropiezos, todo parecía indicar que iba a terminar en un mal destino.

La película pasó por varias fases de desarrollo: inició con Warner Bros. Pictures venciendo a Universal Pictures en un juicio para concluir en una cesión de derechos de Hasbro a Paramount Pictures para su realización. En el 2019 se confirmó que Goldstein y Daley conformaban el dúo elegido para liderar el proyecto y, a partir de allí, todo tomó forma.

Uno de los grandes aciertos del largometraje es la elección del reparto. Chris Pine (No te preocupes cariño) es el protagonista y su desempeño es para el asombro. El actor parece encontrar acá su lado más carismático, cálido y divertido. Michelle Rodriguez (Rápidos y furiosos 9), Justice Smith (Pokemón: Detective Pikachu), Regé-Jean Page (Bridgerton) y Sophia Lillis (Eso) componen el grupo de aventureros que lo acompañan y entre ellos se evidencia una química absorbente que hace que los chistes y las batallas sean aún más disfrutables. Mención aparte para el antagonista desarrollado por Hugh Grant (Los caballeros) quien, siguiendo con los roles pintorescos de Paddington 2 o de las últimas obras de Guy Ritchie, logra nadar cómodo a través de un caricaturesco registro.

Rodada en Islandia e Irlanda del Norte, la cinta sigue a un ladrón y una improbable banda de aventureros que emprenden un plan épico para robar una reliquia perdida, pero las cosas se salen de control. Si bien sus más de dos horas de duración pueden resultar un poco repetitivas y extensas, la ganancia de los realizadores está en ir al terreno de lo que ellos bien saben manejar. 

Nada de dirigirse hacia estrambóticas peleas ni dramas épicos. La película no es pretenciosa, no abusa de sus efectos especiales ni de sus extraordinarios escenarios. El foco está en otro lado. La historia que se cuenta es simple y cada decisión denota amor por D&D. Los personajes están atravesando obstáculos como si fuera una partida del mítico juego.

Repleta de guiños para los fans del tablero (los chicos de The Big Bang Theory o de Stranger Things estarán muy contentos), Calabozos y dragones: Honor entre ladrones le da una lección a otros estudios de aventuras que hacen del chiste un producto sin relieve. En el año en el que Ant-Man and the Wasp: Quantumania (de Disney y Marvel) y Shazam 2: La furia de los Dioses (de Warner Bros. y DC) decepcionaron, una película de la cual nada se esperaba demuestra que las aventuras fantásticas aún están con vida.

Artículos Relacionados

Crítica de «Mil uno» (A Thousand and One): La película revelación del año que ganó en Sundance

Admin

El Tren y la Península, atractivo reflejo de la región maya

Admin

Crítica de la película «El vídeo de Benny» (1992)

Admin
Cargando....