Image default
Críticas de Películas

Crítica de «1976», Manuela Martelli y un arriesgado thriller político ambientado en la dictadura chilena – Secondmgn

viernes 07 de abril de 2023

1976 (2022), estrenada en la Quincena de Realizadores del Festival de Cine de Cannes del año pasado y premiada en el Festival de Cine BFI de Londres, se centra en Carmen (interpretada por Aline Küppenheim), una mujer burguesa que viaja a la playa para remodelar la casa de verano familiar, mientras su marido, un prestigioso médico, y sus hijos y nietos la visitan esporádicamente durante las vacaciones de invierno. La vida apacible y cómoda de Carmen cambia cuando un sacerdote le pide que cuide a un joven herido que está escondido y oculte su identidad.

En su ópera prima, Martelli explora los matices de la vida de los ciudadanos comunes en medio de la represión política. Al igual que en la extraordinaria película La larga noche de Francisco Sanctis (2016), de Andrea Testa y Francisco Márquez, lo importante no es tanto lo que sucede en el exterior, sino la transformación interior que experimenta el personaje cuando se enfrenta a una realidad que le es ajena y decide alejarse de la zona de confort. A pesar de que Carmen ha sido alguien que aparenta ignorar lo que ocurre en su país para no verse afectada por las consecuencias, cuando se le presenta la oportunidad de actuar, no duda en hacerlo.

Durante toda su vida, Carmen ha aceptado el papel que la sociedad patriarcal le ha impuesto y se ha desempeñado como una mujer pasiva. Pero, gracias a un evento fortuito, tiene la oportunidad de descubrir su verdadero yo y decidir quién quiere ser en la vida. Sin embargo, lograr esto no será fácil, ya que tendrá que enfrentarse no solo a la nueva clase política, sino también a su propia familia, la cual está conectada con la dictadura. Aunque esta búsqueda implica riesgos, Carmen experimenta una transformación personal profunda que justifica todos los peligros que debe afrontar.

Escrita por Martelli y Alejandra Moffat, y fotografiada con maestría por Yarará Rodríguez, la película captura con sutileza el clima político y social de la época, combinando elementos dramáticos, emocionales y de tensión en una narrativa psicológica plagada de simbolismos (como zapatos, ventanas y pinturas que dicen mucho más de lo que representan a priori) y haciendo uso del fuera de campo, para ofrecer una nueva perspectiva que rompe con los estereotipos del género cinematográfico político.

1976 es un retrato humano, histórico y social que sitúa a la actriz convertida en cineasta como una de las debutantes más prometedoras y comprometidas del último año.

Artículos Relacionados

Crítica de “El Kaiser de la Atlántida”, la increíble historia de una ópera en tiempos de guerra

Admin

una fórmula asegurada para el misterio

Admin

Crítica de “¡Patos!”, la película familiar que se anima a luchar por el proteccionismo animal

Admin
Cargando....