Image default
Críticas de Películas

Crítica de «1408», John Cusack y la habitación del terror de Stephen King – Secondmgn

miércoles 17 de mayo de 2023

Mike Enslin (John Cusack) alguna vez quiso ser un escritor prestigioso. Alguna vez quiso mantener una familia feliz. Seguramente nunca imaginó que se convertiría en un cínico solitario escritor de libros sobre hoteles embrujados (de esos que no tardan en llegar a la mesa de saldos). Al comienzo del film, estos datos irán dibujando el perfil de Enslin, quien –sin saberlo- se topará con un verdadero acceso al infierno: la habitación 1408 del hotel Dolphin.

Una vez allí el gerente (una más que digna participación breve de Samuel L. Jackson) intentará persuadirlo para que abandone el hotel. Su cordialidad forzada irá declinando hacia un ruego: entrar a esa habitación es morir en no más de una hora. Pero, testarudo al fin, el hombre no oirá el consejo e ingresará a la 1408.

Lo que sigue es un verdadero tour de force de apariciones y hechos difíciles de explicar desde una óptica realista. Las cartas con las que juega el espectador son las mismas de Enslin, quien poco a poco irá convenciéndose de que nada de lo que allí ocurre podrá explicarse de manera racional. Ese in-crescendo de actos inexplicables dará paso al “otro horror”: el interno. El escritor verá expuestos los otros fantasmas, esos que siempre estuvieron allí, mucho antes de ingresar a la 1408.

Hacia la última parte del film, el juego de cajas chinas pondrá en jaque diversos niveles de ficción, pero nada será tranquilizador para la mente de Enslin. Para llevar al personaje a un nivel de conmoción emocional tan alto, era necesario encontrar un actor capaz de mostrar en una mueca todo el temor y la confusión posible. Y John Cusack lo ha conseguido con creces. La dirección de arte también es un aporte fundamental, acentuando las diferentes lógicas del mundo real y el fantástico con un especial tratamiento de la banda sonora.

Las adaptaciones de los relatos de Stephen King suelen ser fallidas. En el caso de 1408 (2007) no podemos decir lo mismo. El film dirigido por Mikael Håfström deja de lado cualquier causalidad para internarse en el horror puro. Como en un relato de Aira, la habitación toda pareciera decir: “yo soy el Mal”.

Artículos Relacionados

Crítica de la película «Vidas pasadas» (2023)

Admin

Crítica de «Los chicos están bien», la familia feliz de Lisa Cholodenko – Secondmgn

Admin

Crítica de la película «Un elefante sentado y quieto» (2018)

Admin
Cargando....