Image default
Críticas de Películas

Crítica «Bajar, subir, bajar» o cómo huir del sionismo y no morir en el intento – Secondmgn

miércoles 22 de febrero de 2023

La película, que recibió la Mención Honorífica en la categoría Derechos Humanos del XII Encuentro Contra el Silencio Todas las Voces (México, 2022), se presenta como una especie de autobiografía del propio director, nacido en el seno de una familia judía argentina que debió exiliarse en Israel durante la dictadura cívico militar que gobernó el país entre 1976 y 1983, regresando junto con la democracia cuando Elad todavía era un preadolescente. Pero, las sucesivas crisis socioeconómicas hicieron que a comienzos del nuevo milenio Elad partiera nuevamente rumbo a Israel, ahora seducido por una campaña propagandística que invitaba a los más jóvenes a incorporarse a un ejército que nada tenía que ver con la realidad que ofrecía. A través de su propia experiencia, Elad examina cómo la propaganda sionista moldeó su percepción de la realidad y cómo su expulsión del ejército israelí marcó el inicio de un proceso de desintoxicación y búsqueda de la verdad.

La visión subjetiva y emocional del propio Elad es quien nos conduce por un viaje introspectivo que reflexiona sobre la identidad judía y la relación con el sionismo, pero Bajar, subir, bajar también presenta una fuerte base teórica y conceptual que permite un análisis mucho más profundo de los temas que aborda. El enfoque en la propaganda sionista es especialmente interesante. Elad examina cómo ese  discurso moldeó una narrativa dominante sobre lel judaísmo y cómo la misma fue utilizada para justificar políticas de invasión, exclusión y opresión. Al desmantelar dicho relato, el realizador, abre un espacio para la reflexión sobre la construcción de la identidad y la importancia de la libertad y la verdad en la formación de la misma.

Con un estilo visual potente, donde se combinan imágenes de archivo y tomas contemporáneas para crear un dispositivo visual cohesivo, Elad desarticula una serie de mecanismos utilizados por el sionismo para manipular no sólo su propia identidad sino la de todos los judíos. Un llamado a la reflexión sobre los sistemas y discursos que nos rodean y cómo estos afectan el sentido de la libertad. Definitivamente, una película que no dejará indiferente a nadie.

Artículos Relacionados

Critica de «La heredera de la mafia», Toni Collette le pone el cuerpo a una película carente de ideas

Admin

Crîtica de «Sagrada Familia 2», Manolo Caro entre lo abigarrado y lo trepidante

Admin

Crítica de «Mariquita, mujer revolución», Sabrina Farji y la otra Mariquita Sánchez de Thompson – Secondmgn

Admin
Cargando....